Aplicaciones impresión 3D

La impresión 3D y el medio ambiente

Impresion 3D y medio ambiente

Las posibilidades de la impresión 3D en el cuidado del planeta apenas han empezado a conocerse. Algunas de las aplicaciones en las que ya se está trabajando es el estudio y protección de la fauna; la creación de arrecifes que ayuden al desarrollo de corales, esponjas y otros organismos o impresoras que reciclan botellas de plástico ¿no te parece algo genial?

Ya que la impresión 3D era de por sí más “verde” que la manufactura convencional, se han estado realizando algunos estudios al respecto, y dado que empezamos el año 2020 con algunos contratiempos entonces es época de ingeniársela con nuevos y buenos propósitos,  pues es también un buen momento de recapitular y observar un poco más de cerca y con un punto de vista algo más escéptico la huella ecológica de esta tecnología, basándonos en  los mismos puntos; la escala de producción, los materiales y el ciclo de vida de los productos fabricados.

En cuanto al costo adicional del transporte en la fabricación centralizada, frente al ahorro derivado de construir de forma descentralizada, los estudios coinciden en el ahorro que supone en este aspecto la impresión 3D que es muy evidente. Las posibilidades de la impresión 3D en el cuidado del planeta apenas han empezado a conocerse. Algunas de las aplicaciones en las que ya se está trabajando es el estudio y protección de la fauna; la creación de arrecifes que ayuden al desarrollo de corales, esponjas y otros organismos o impresoras que reciclan botellas de plástico.

En cuanto a los materiales, los más utilizados en la mayoría de impresoras, tanto industriales como caseras, es el plástico ABS (derivado del petróleo), pero también los bioplásticos derivados de almidón de maíz (PLA). En el caso del plástico ABS, se generan además gases como monóxido de carbono y cianuro de hidrógeno, entre otros compuestos volátiles.

No obstante, y para no caer en el alarmismo, hay que indicar que los niveles de emisiones de partículas descritos se compararon con otro estudio en el que medían las emisiones de partículas ultra finas generadas al cocinar, y se comprobó que (en la impresión 3D con ABS) las emisiones serían equivalentes a los de cocinar la comida en un horno de gas o eléctrico a baja potencia y menores que los resultantes al cocinarla en estos dispositivos a alta potencia (en la bibliografía te dejo el artículo a que lo leas con lujo de detalle).

Aun así, y dado que estos dispositivos son vendidos sin incluir accesorios para una ventilación o filtración adecuadas, los resultados descritos hacen aconsejable la precaución en su uso, sobre todo en estancias poco ventiladas.

Otra ventaja de la impresión 3D en cuanto al ahorro de materiales es la producción de piezas sin necesidad de crear los moldes utilizados en la producción “tradicional”.

La huella ecológica de los productos disminuirá radicalmente si los bienes que adquirimos son archivos digitales para imprimir, en lugar de objetos físicos que tienen que llegar a nosotros desde otros países en barco, avión o camiones.

El abaratamiento progresivo de las impresoras 3D y la existencia de plataformas de código libre como Open Source Ecology, permitirán la fabricación sencilla de máquinas industriales diferentes, que permiten la construcción de pequeñas civilizaciones sostenibles, incluso en aldeas rurales pobres.

Beneficios de la impresión 3D para el medio ambiente

  • Reducción del desperdicio de la producción: la impresión 3D ayuda a economizar el material invertido, ya que se solo usa el material necesario.
  • A diferencia de otras formas de fabricación que producen grandes cantidades de desperdicio, ésta tecnología no lo hace, practicamente el desperdicio es infimo.
  • Capacidad de reutilizar residuos plásticos: trabajando de la mano del reciclaje, la impresión 3D permite convertir estos restos en filamentos de impresión para posteriormente crear nuevos productos impresos.
  • Menor esfuerzo en transporte: Las empresas, al tener mayor accesibilidad a las tecnologías 3D, pueden convertirse en fabricantes y producir directamente sus productos sin la necesidad de recurrir a empresas fabricantes que generan desperdicios ya que estas no utilizan esta tecnología y, además, al tener su propia fábrica, esto genera que se reduzcan esfuerzos en transporte (combustible, uso de energía, llantas, etc.) lo cual impacta positivamente al cuidado del medio ambiente.

“La impresión 3D tiene el potencial de revolucionar la forma en la que hacemos casi todo”

Barack Obama.

Esperamos que te haya gustado este post, si tienes dudas, inquietudes, quieres aprender este hermoso mundo del 3D, no dudes en contactarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *